Estamos en los últimos días del año, y siento que esta época nos invita a dar cierre a los temas pendientes, para poder iniciar este nuevo ciclo abiertos al cambio, a lo nuevo.

Tal vez el 2020 nos enseñó que no tenemos control de nada más ni nada menos, que de nosotros y nosotras mismas. Porque todo cambia y eso no se controla, nadie puede parar el viento, ni las olas, pero sí podemos elegir el mood y herramientas para aceptar y sobrepasar lo que viene. Podemos elegir ser valientes y proactiva/os.

Todos podemos crear una nueva realidad, y no es necesario que empiece un nuevo año para eso, pero es cierto que el momento invita.

¿A qué quieres dar luz de ahora en adelante? ¿Qué sientes ya está listo para cambiar, para llevar al siguiente nivel? ¿Qué quieres ver manifestado en tu vida, y en tu marca?