Entradas

Los cambios que vivimos a diario y especialmente en el último tiempo, redefinieron nuestra forma de compra y consumo, y es por eso que las nuevas tendencias representan una oportunidad de negocio para las marcas que innovan en comunicación, servicios y productos.

Cuidarnos mejor, más tiempo en casa y tener rituales que nos conecten con nosotras mismas y nuestras emociones son las necesidades que impactan en una rutina de belleza cotidiana y así en el mercado de la belleza. 

Esta creciente necesidad de bienestar con la intensificación del CUIDADO PERSONAL y el auge del mercado del ESTADO DE ÁNIMO con productos y servicios diseñados en torno a las emociones es una tendencia para las marcas que quieran expandir su mercado a través de NUEVAS IDEAS Y CONCEPTOS y así COMUNICACIÓN que potencie y aumente el VALOR DE SU MARCA. 

El sector de las bebidas alcohólicas sufrió una gran baja en el último tiempo por la crisis de salud, restricciones y tendencia al máximo bienestar, y esto insta a las marcas a la reinvención e innovación para sobrevivir y triunfar. Queda manifiesta la necesidad de crear nuevas oportunidades de consumo, nuevas vías de compra y excusas de consumo, tanto como crear una comunicación única y original que diferencie a la marca y cree aspiracionalidad, y la oferta de experiencias emotivas que humanicen el vínculo con sus consumidores.

Este año, las marcas de bebidas alcohólicas se concentraron en innovar creando nuevas experiencias en catas guiadas, comidas al aire libre entre copas, rutas enológicas y hasta gastronómicas, cursos y clases de cocktails. Otras siguen trabajando sobre experiencias emotivas que nos alejan de lo más temido en los ultimos meses, como atardeceres de música en la playa o terrazas, y otras nos inspiran con la captura de momentos de amistad y reunióndes de la lente de reconocidos fotógrafos, o revolucionando con un calendario holístico. Otro tipo de innovación se vio en la creación de nuevas extensiones de linea con variedades mas ligeras y hasta sin alcohol para adapatarse a un consumo mas saludable. O innovando con nuevo diseño de botella para reforzar su imagen.

El uso de redes sociales y consumo de contenido digital
se ha relacionado con depresión, ansiedad y aislamiento.

Pero, muchas marcas comienzan a usar el contenido digital para hacer sentir mejor, no peor. El contenido digital podría tener el poder de:

  • aumentar la resiliencia emocional,
  • combatir la distracción
  • maximizar la salud,
  • aumentar el potencial
  • incrementar la felicidad.