Entradas

El estrés provocado por la pandemia está afectando seriamente la salud mental de las personas en todo el mundo según la Asociación de Psicología Americana.

Las personas están preocupadas por su salud física y la de las personas de su círculo, pero además se ha sumado el estrés, ansiedad, tristeza, aislamiento, y hasta la depresión.

Ahora consumimos centrados en la autocompasión, buscando consuelo a través de mecanismos de supervivencia saludables para salir adelante y recuperar el bienestar mental para poder mantener el bienestar físico.

Las marcas que contribuyan a mejorar el bienestar físico y mental tendrán mayor repercusión:

  • Intensificación del CUIDADO PERSONAL
  • Auge del mercado del ESTADO DE ÁNIMO con productos y servicios diseñados en torno a las emociones.

Las tendencias de consumo marca necesidades que se presentan como oportunidades para las marcas que quieran comunicar atendiendo las nuevas expectativas y hasta crear productos o servicios que cubran estas necesaidades.

Estamos en los últimos días del año, y siento que esta época nos invita a dar cierre a los temas pendientes, para poder iniciar este nuevo ciclo abiertos al cambio, a lo nuevo.

Tal vez el 2020 nos enseñó que no tenemos control de nada más ni nada menos, que de nosotros y nosotras mismas. Porque todo cambia y eso no se controla, nadie puede parar el viento, ni las olas, pero sí podemos elegir el mood y herramientas para aceptar y sobrepasar lo que viene. Podemos elegir ser valientes y proactiva/os.

Todos podemos crear una nueva realidad, y no es necesario que empiece un nuevo año para eso, pero es cierto que el momento invita.

¿A qué quieres dar luz de ahora en adelante? ¿Qué sientes ya está listo para cambiar, para llevar al siguiente nivel? ¿Qué quieres ver manifestado en tu vida, y en tu marca?

Todo cambia constantemente, la realidad y así las costumbres, las personas, sus deseos y necesidades y así las marcas.

Está en nosotros y nosotras estar atentos/as para adaptarnos. Para entender los desafíos, crear nuevas ideas y soluciones a la nueva realidad y así
enfrentarla. Permitirnos despertar, pensar y actuar diferente. Cambiar en función de lo que ocurre, de las nuevas verdades y de nuestra verdad, nos permitirá ser una marca del futuro.

Este año parece que nos quitó el poder ilusorio de control, de predicción del futuro más cercano que nos traía calma, seguridad y orden.

Espero hayas desarrollado tus habilidades y creado herramientas para adaptarte al cambio siempre. Como persona y como marca, para seguir teniendo ideales y alcanzando tus objetivos desde tu esencia.

¡Por un feliz y evolucionado ReNacimiento para la humanidad y todas las marcas!